SAI - Servicio de Actualización Informativa

Una expedición alÁrtico utiliza pilas de combustible para alimentar el equipo de investigación


Los científicos polares de la British Antarctic Survey (siglas en inglés, BAS) realizan investigaciones que utilizan las Regiones Polares para avanzar en nuestra comprensión de la Tierra y nuestro impacto en ella. Las últimas décadas han visto un rápido cambio en el hielo del mar del Ártico. El hielo se ha vuelto más delgado y más joven, lo que lleva a los investigadores a reconocer la necesidad de observaciones actualizadas sobre el estado del hielo y los efectos potenciales sobre el clima, los océanos y los ecosistemas.

Un proyecto reciente del BAS- en una expedición noruega de la deriva del hielo en el Océano Ártico, al norte de Svalbard, trató de comprender estos procesos de formación del hielo marino durante el invierno y su derretido en verano. El equipo observó particularmente cómo las tormentas de nieve sobre el hielo marino contribuyen a la química atmosférica y a la formación de partículas. Se necesitaba un conjunto de instrumentos que incluía instrumentos meteorológicos, contadores de partículas y bombas de aire para operar en el hielo marino de 1 metro de espesor, en las duras condiciones invernales del Alto Ártico.

Para ello se requería una fuente de alimentación continua a temperaturas de hasta -40° C, velocidad del viento de hasta 50 nudos y asociada a una fuerte deriva de nieve. También se necesitó flexibilidad en cuanto a la ubicación de los instrumentos en el hielo marino, así como autonomía durante muchos días; la accesibilidad fue limitada durante las tormentas, cuando la visibilidad era baja o cuando las condiciones del hielo marino no eran seguras para viajar. Las baterías de plomo ácido se habían utilizado en el pasado, pero éstas se debían cambiar cada 12 horas para ser recargadas, lo que implicaba a dos personas moviendo un peso total de 50-60kg durante cada intercambio - mientras se lidiaba con las condiciones de invierno polar.

Fuel Cell Systems Ltd proporcionó una unidad EFOY Pro DMFC (pila de combustible de metanol directo), que utiliza metanol líquido como fuente de combustible. La pila de combustible, almacenada dentro de un estuche a prueba de intemperie, fue colocada sobre el hielo marino y entregó la potencia requerida en operación híbrida con una batería.