SAI-Servicio de Actualización Informativa

SAI-Número: 2018/288

Viernes, 29 de Junio de 2018


El coche eléctrico se impone: Nissan y Renault suspenden su programa de hidrógeno


Foto Noticia 3

Nissan y Renault han decidido suspender sus planes de comercializar un vehículo propulsado por pila de combustible de hidrógeno que estaban desarrollando conjuntamente con Daimler y Ford. Se confirma que los coches eléctricos a batería son definitivamente prioritarios para la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, que según ha publicado el diario Nikkei dejará de desarrollar la tecnología de pila de combustible de hidrógeno.

Nissan y Renault han decidido suspender los planes para comercializar un vehículo propulsado por hidrógeno que estaba siendo desarrollado conjuntamente con Daimler y Ford. El proyecto, que se inició en 2013, tenía como objetivo diseñar conjuntamente los componentes de la pila de combustible, que serían compartidos para abaratar costes tanto de desarrollo como de fabricación. Finalmente el programa, que tenía como objetivo lanzar un coche asequible con propulsión a hidrógeno en 2017, ha quedado suspendido de forma indefinida.

Aunque la iniciativa conjunta haya sido abandonada, se espera que Nissan y Renault continúen cooperando con Daimler y Ford en la investigación de vehículos de pila de combustible. De esta forma, la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi se enfocará en los coches eléctricos de baterías, que cada vez toman más fuerza como principal solución para eliminar las emisiones de las carreteras.

La pila de combustible genera electricidad mediante el aprovechamiento de la reacción química producida por el hidrógeno, proveniente del tanque de combustible, y el oxígeno que encontramos en la atmósfera. La energía generada alimenta un motor eléctrico que propulsa el automóvil, mientras que una pequeña batería almacena la energía sobrante y la recuperada en las frenadas y deceleraciones del vehículo.

La gran ventaja de esta tecnología es que, además de no emitir ningún tipo de partículas ni gases –solamente genera una pequeña porción de vapor de agua–, permite repostar muy rápidamente, en tan solo unos minutos. En cambio, la pila de combustible tiene el inconveniente de que es realmente cara, a lo que se suma el lento y costoso despliegue de una infraestructura de estaciones de abastecimiento de hidrógeno, lo que está frenando en gran medida la adopción generalizada del hidrógeno como fuente de energía alternativa.

No obstante Toyota, líder mundial en el desarrollo de celdas de combustible, todavía tiene como objetivo vender más de 30.000 coches de hidrógeno anuales a partir de 2020. El Toyota Mirai, único modelo con pila de combustible que la automotriz japonesa vende en Japón, EE.UU. y Europa, pasará a estar disponible también en Canadá a partir de este otoño, por lo que sigue haciendo progresos en su comercialización. A este modelo se le sumará muy pronto el Hyundai Nexo, un SUV con pila de combustible fabricado en Corea del Sur que llegará al mercado europeo en los próximos meses.


Más información